Las 10 cosas que no puedes olvidar para hacer un videoclip profesional

¿Has sacado una canción tope guay y quieres hacer un videoclip profesional? En este post te vamos a dar algunos consejitos que no puedes olvidar a la hora de desarrollarlo.

Antes que nada debes de empezar por crear un concepto artístico que sirva de guía para la estética y el mood del trabajo: puede ser otro clip, una pintura, una foto, una peli… es decir, tienes que coger algo como referencia que te ayude a generar la línea del videoclip. De esta forma también definirás si el clip va a contar una historia o es un ejercicio de estética.

Una vez tengas el concepto claro en la mente debes:


1. Definir los espacios de rodaje que vayan con el estilo de clip que tengas

2. Determinar si quieres verte cantando, tocando o no hace falta nada de esto debido a la idea que tienes

3. Hacer una pre-producción. Con una gran lista con todas las necesidades artísticas y técnicas (desde vestuario hasta permisos de rodaje) irás cubierto

4. Crear una lista de planos o un guion técnico con todo lo que necesites grabar

Cuando ya has asentado todo lo necesario para el pre, nos adentramos en el rodaje:



5. Si la idea es que se te vea cantando o tocando, utiliza un plano máster que dure lo mismo que dura la canción. De esta forma servirá de base para el montaje

6. Haz 5 tomas mínimo para tener donde elegir durante la edición y además te ayudará a soltarte durante el rodaje y sacar lo mejor de tí poco a poco

7. Crea una lista de planos que quieres que se añadan sobre el master, ya sea para contar la historia que has definido previamente o para conseguir ese feeling o mood que necesitas. Cuenta los planos que necesites. Haz el cálculo dependiendo del estilo de tu clip. Puedes necesitar desde un plano cada segundo hasta un solo plano para todo el clip


Llega el momento de la edición:



8. Utiliza los golpes de música con cuidado . Usar el compás para el montaje es necesario para que todo cuadre. Pero, si de lo contrario, cada vez que el compás empieza hay un cambio de plano, se convierte en un recurso predecible. Para evitar que esto ocurra, varía los cortes entre golpes de música a tiempo, a contratiempo y siguiendo la acción que suceda en el plano. Esto hará que la edición fluya mucho mejor.

9. Cuida el lipping. Si vas a salir cantando o tocando, tienes que cuadrar perfectamente la música con los labios o los dedos en el instrumento. Esto es un punto muy crítico, sobre todo con el movimiento de los labios.

10. Una vez esté acabado, tómate una cerve y pide a amigos con criterio que te digan qué opinan. ¡A veces hay cosas evidentes que no vemos después de tantas horas trabajando!

¡Ah! ¡¡Y disfruta del resultado final que seguro que será un pasote!! Otra cosa no lo sé pero hacer un videoclip profesional tiene que ser una experiencia divertida y con la que disfrutes tú y todo el equipo.

¡¡Suscríbete y te regalamos una guía con los formatos TOP para tus RRSS!!

* indicates required